3 de mayo Inba

 

Por la mañana del 3 de mayo, la Coordinadora de Derechos Humanos y Sociales se apostó en las puertas del Ministerio de Justicia para denunciar las políticas de impunidad y violaciones sistemáticas de DDHH a lo largo de Chile.

La vocera de la Coordinadora y Presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, señaló que “no es posible que se liberen y suavicen las penas de los más grandes genocidas de la historia del país, militares y agentes de la tiranía de Pinochet, mientras por otra parte se militariza la zona de resistencia mapuche, y se persigue, vigila y tortura a cualquier clase de disidencia social y política”.

Alicia Lira llamó a una gran marcha en contra de la impunidad para junio de este año, y se manifestó en contra “de la mantención de prisioneros políticos mapuche, de jóvenes chilenos víctimas de montajes policiales; la extradición infinita de luchadores sociales de los tiempos de la resistencia antidictatorial; y la prisión de combatientes antifascistas, como Mauricio Hernández Norambuena, cautivo en Brasil.”

Secundarios bajo fuego

Mientras tanto, y también durante la mañana, en el Internado Nacional Barros Arana, colegio público de Santiago, se realizó un verdadero operativo policial de quirúrgica organización, y concertado con algunos  inspectores del propio establecimiento educacional y el canal de TV público, TVN.

En un armado brutal, las Fuerzas Especiales de Carabineros ingresaron al colegio, disparando a corta distancia bombas lacrimógenas al cuerpo de los menores de edad, perdigones de goma, e incluso reprimieron a los muchachos con sus cascos y escudos. Inmediatamente, detuvieron a 16 estudiantes y los trasladaron a la tercera Comisaría de Santiago-Centro.

Junto con los policías, como en los peores tiempos de la tiranía cívico militar, entró un equipo de TVN, canal público de televisión, y transmitió en vivo y luego en sus noticieros, el arresto de los menores.

El Presidente del Centro de Estudiantes del Internado Nacional Barros Arana, INBA, Benjamín Sepúlveda, señaló que, “no es primera vez que pasa esto. O sea, no es un hecho aislado, sino que se trata de la política sistemática de un Estado capitalista opresor que sabe que la educación que se nos da en el INBA es de excelencia. Un lugar donde los jóvenes nos hacemos críticamente de los conocimientos necesarios para entender un Chile donde todo los derechos sociales se han vuelto una mercancía. Es decir, a palos y munición tratan de aniquilar la inteligencia”.

Las fuerzas de carabineros dependen directamente del Ministerio del Interior y de la Municipalidad de Santiago, cuyo alcalde pertenece al mismo conglomerado de ultraderecha que actualmente administra el Estado. Asimismo, TVN es el canal “de todos los chilenos”, que se financia con los impuestos altamente regresivos del conjunto de la sociedad, como el IVA. El equipo de TVN que entró al colegio junto con la policía merece la más grande reconvención ética por prestarse para hechos como los relatados.

Andrés Figueroa Cornejo 

 

3 de mayo DDHH