Publicado el 26 jul. 2017

Venta de hidrocarburos es uno de principales fuentes de ingresos en México. Sin embargo, industrias petroleras están lejos de ser amigables para medio ambiente.

Casi la cuarta parte del territorio mexicano está destinado a alguna concesión extractivista y a pesar de que el gran recurso de México ha sido el petróleo. La fundación Heinrich Böll, advierte que la nueva amenaza que enfrenta México es la exploración y explotación de petróleo no convencional, el petróleo de aguas profundas y el gas por la vía del fracking.

Con la reforma energética del 2013, el Gobierno federal apostó por el uso del gas natural para la generación de energía eléctrica y uso doméstico. Lo ha presentado como una energía limpia, pero la realidad es otra. El proceso de extracción y transporte del gas natural es una energía tan o más sucia que el propio carbón. Y con el fracking, esto se pondrá peor.

Otro de los grandes problemas actuales de la industria de los hidrocarburos en México, es la corrupción. La paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), ha sufrido pérdidas de casi 2 mil millones de dólares anuales por el robo de combustible en los miles de tomas clandestinas.

El desarrollo de la industria de los hidrocarburos en México tiene riesgos. Sin embargo, organizaciones civiles dicen que no existe por parte del gobierno la información suficiente sobre que tanto daño está haciendo al medio ambiente. México una vez más está atrasado en dar información a la población en esta industria tan importante para el desarrollo nacional.

Arturo Calvillo, Ciudad de México.

 

 

linearoja

 

Publicado el 26 jul. 2017

La familia de Berta Cáceres presenta en una conferencia de prensa una alerta internacional ante lo que ellos llaman ‘acciones de intimidación’.

A la conferencia de prensa se presentaron varios familiares de la líder social Berta Cáceres, dicen ser víctimas de una campaña de odio y amenaza a muerte.

Varios son los hechos intimidatorios que denuncian, entre ellos robos a dos viviendas de la familia Cáceres, expresiones de odio constantes de simpatizantes del partido de gobierno y la destrucción de los vidrios de la seguridad personal de la hija de Berta, Olivia Cáceres.

Estas amenazas se dan en el marco de la visita del secretario adjunto para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Quien podría conocer del caso.

Varios son los llamados de atención que han hecho la familia Zúñiga Cáceres respecto a las amenazas e intimidaciones que son víctimas por defender los derechos humanos, el medio ambiente y reclamar por la vida de su difunta madre.

A pesar de las denuncias las autoridades no dan respuesta o explicación de los hechos denunciados por la familia Cáceres. La familia sostiene que también pueden ser represalias por la decisión política que tomaron de apoyar la Alianza de Oposición y que Olivia Cáceres sea candidata al Parlamento hondureño.

Dassaev Aguilar, Tegucigalpa.