Para el movimiento “Salud Para Todos” se trata de un caso de “omisión de asistencia”. El individuo sufrió una paliza por parte de otros internos.