Comunidades de toda la región han exigido a las autoridades edilicias que se incorpore en las Directrices Departamentales de Ordenamiento Territorial la prohibición de minería metalífera y diamantífera a cielo abierto y la técnica de fracking para la obtención de gas y petróleo.

    

Tacuarembó, 27 de abril de 2015. – Cientos de personas del departamento de Tacuarembó y llegadas desde distintos puntos del territorio nacional, así como de diversos países de América, se han movilizado el pasado sábado por el centro de la ciudad, en defensa del Acuífero Guaraní y los recursos naturales. Entre las comunidades llegadas desde el extranjero, han destacado aquellas provenientes de México, Perú, Chile, Argentina, Brasil y Paraguay, que se posicionan en defensa del recurso agua.

Bajo las consignas de “el agua no se vende, se defiende”, “en defensa del Acuífero Guaraní” y “no hay desarrollo sin agua limpia”, las comunidades han transitado a caballo, en bicicleta y a pie por diversas calles del centro de la ciudad.

Desde la Comisión Tacuarembó por la Vida y el Agua, Sebastián Ríos, ha destacado “la masiva participación ciudadana”, y ha hecho un reconocimiento “al empoderamiento de las comunidades que defienden su soberanía y sus bienes naturales”, subrayo el activista social.

En horas de la mañana, decenas de colectivos sociales, sindicales, culturales, medioambientales y de participación ciudadana, todos ellos integrantes de la Asamblea Nacional Permanente en defensa del Agua, la Tierra y los Bienes Naturales, han desarrollado en esta ciudad, la 7ª Asamblea que ha contado con nutridos informes de todos los colectivos y tras una larga y rica discusión, la ANP aprobó unos documentos de acuerdos básicos los que permitirán marcar el camino de lucha y facilitar la integración de nuevos colectivos. Además se aprobó la realización de la 8° Marcha Nacional en Defensa de los Bienes Naturales la que se realizará el próximo 5 de Junio, Día mundial del Medio Ambiente, en Montevideo.

El acto central de esta jornada contó con la participación del Obispo de la Diócesis Tacuarembó-Rivera, Mons. Julio César Bonino, integrante de la ya mencionada Comisión, que fue el responsable de dar lectura a la Proclama.

En la misma, Mons. Bonino ha expresado que “Uruguay cambió radicalmente la forma de producir agua para el consumo humano, pasando de ser un país que se jactaba de tener el agua de más alta calidad a estar bajo la lupa todos los cauces de agua superficiales”.

La expresión más importante en la proclama, tiene que ver con la voluntad de más de 13.000 firmas, avaladas por la Corte Electoral, para plebiscitar en Tacuarembó los emprendimientos de megamineria a cielo abierto, a su vez, se suman los Decretos aprobados por la Junta Departamental que decretó por mayoría (23 a 6) que la zona rural del departamento de Tacuarembó sea declarada reserva ambiental y que quede prohibida la explotación de minería metalífera de gran porte, diamantífera e hidrocarburos en el territorio departamental. En este sentido, Mons. Bonino manifestó categóricamente que “en nombre de todos los vecinos que manifestaron su voluntad ciudadana, seguimos reclamando que en la Ley de Ordenamiento Territorial quede expresada esta voluntad ciudadana, aspirando a que nuestros representantes agoten las instancias legales posibles dentro del marco jurídico de nuestras instituciones”.

En tercer orden a destacar, se recoge de esta proclama que “dada la importancia y significación que tiene en nuestra región el Acuífero Guaraní, proponemos que se levante entre nosotros, un Monumento que signifique nuestra conciencia y orgullo de tener a nuestra custodia, para un desarrollo sustentable, tamaña riqueza. Pedimos a las autoridades departamentales, que serán elegidas próximamente, que a través de un proceso bien participativo, hagan lo posible por la confección de esta aspiración”.

Por último, cabe resaltar que esta jornada de reivindicaciones medioambientales se vivió con alegría por las comunidades participantes, siendo el cierre de los actos, la participación cultural a través de la actuación del Grupo Comunidad Charrúa Basquadé Inchalá y Guyunusa, en la que han hecho una expresión de veneración a sus ancestros, a la cultura de los pueblos originarios y a los recursos naturales, además del Grupo Misión Cristiana Abba Emanuel, que realizó un puesta en escena de la representación teatral titulada “Artigas en Purificación, hecho que ha recordado el ideario artiguista.

Estos dos últimos actos culturales, señalan el carácter de respeto mutuo y de integración de las comunidades y ciudadanía diversa, que llevan un trabajo colectivo, horizontal y solidario en defensa de los bienes naturales.

Publicado por Tacuarembó por la Vida y el Agua