Uruguay___contradesalojos2-7005-40d70.jpg

31 de marzo de 2015

Costa de Oro, Canelones, Uruguay

2º Comunicado de la Coordinadora de Vecinos Contra los Desalojos

Huelga decir

Desde el pasado 14 de marzo hasta hoy 31, la vecina Delma Castro mantuvo una huelga de hambre. Apenas días antes de comenzar la medida, había sido detenida, incomunicada, juzgada y procesada por el Juez Marco Seijas. El mismo le ordenó verbalmente (antes incluso de que hubiera auto de procesamiento) que debía desalojar su casa en un período no mayor a 24 horas. Otras diez personas sufrieron similiares procesamientos y hoy se encuentran sin hogar y uno de ellos en prisión por haber cometido el “delito” de solventar por sus propios medios el tan mentado derecho a la vivienda.

Los abogados defensores de los vecinos vinculados a la Coordinadora, presentaron los recursos de reposición y apelación con el fin de impugnar el auto de procesamiento, sin embargo desde el Juzgado Penal de Atlantida aún no ha habido respuesta.

Medio mes en huelga de hambre, reclamando una solución. Medio mes en el que ASSE pensaba dejarla sin asistencia médica. Durante una semana se estuvo llamando al 105 y yendo a Salinas y a Pando. Cada uno alegaba que le correspondía a la otra dependencia asistirla. Cansados de tanto menosprecio y asesorados por vecinos trabajadores de la salud, la Coordinadora presentó la denuncia en la Institución Nacional de Derechos Humanos y en menos de dos horas un médico se presentó a atender a Delma Castro. Nos aseguraron que esta vulneración de derechos no volvería a repetirse, pero lamentablemente, en estos últimos días, nuevamente fue imposible conseguir que la asistieran.

En todo el transcurso de la huelga, muchas personas y medios de prensa de diversa índole se hicieron presente, varios dando un claro apoyo a esta causa justa. No obstante, hubo también algunas visitas desagradables. La Policía autoproclamada Científica concurrió al campamento en los últimos días, luego de haber recibido “una llamada telefónica del Juez Seijas para que recabaran datos”.

Por otro lado, en todo el período se ha hecho sentir un gran silencio. Ningún actor del espectro político se ha acercado. Sin embargo al ser entrevistados por La Diaria, algunos de ellos, como el Alcalde Salvador Bernal asegura “que la Intendencia de Canelones (IC) no tiene nada que ver con estas órdenes de desalojo. (…) El municipio le propuso a la IC que expropiara todos los terrenos que tienen deuda con la comuna y los pasara al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente para que se formara “un barrio obrero”.” Agrega que hay incluso una automotora y una barraca importante, las cuales cada una ocupó cuatro o cinco terrenos, y que en estos casos sí presentó la denuncia. Pero aunque el alcalde acomode el cuerpo, los vecinos tenemos memoria y sabemos que en el 2012 en el Poder Legislativo declaró que “antes de ser Alcalde, fui Secretario de la Junta de Salinas. Hace siete años venimos efectuando denuncias. Inclusive, hemos planteado esta inquietud de la ocupación ilegal de los predios a distintos Diputados de diferentes sectores políticos. (…) La preocupación más grande de los vecinos es que se les forme un asentamiento al lado de sus casas”. Teniendo en cuenta esto, no resulta extraño entonces que quienes sufran hostigamiento policial, desalojos y procesamientos seamos en exclusiva las personas de a pie, que tomamos posesión de terrenos con el fin de habitar y que claramente a causa de ser pobres no somos considerados vecinos por el Alcalde y su fuerza política.

Por el momento el hostigamiento policial, los desalojos y los procesamientos se han detenido en la zona de Neptunia. Diversos elementos han influido para que ocurra. Pero sabemos que nuestros barrios ya no son seguros, la policía anda suelta y pueden volver a atacar, como hicieron con dos vecinos de Marindia a quienes desalojaron y procesaron sin y con prisión a mediados de marzo. A los políticos, el Juez y la policía no les importa que uno sea buen vecino, que trabaje de sol a sol y que dedique sus ratos libres para mejorar los barrios que construimos en tierras abandonadas desde 1948. ¡Más de medio siglo abandonadas! En estos terrenos abandonados construimos comunidad, arreglamos las calles, plantamos nuestros alimentos, erradicamos basureros, creamos bibliotecas, espacios educativos y espacios de esparcimiento y difusión cultural.

Pero frente a estos atropellos no estamos solos. Según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística somos casi la cuarta parte de la población de este territorio, y cada vez son más los propietarios e inquilinos que sienten suya la lucha por tierra para habitar.

Bella Unión

Desde que nos nucleamos en la Coordinadora a mediados del 2014, hemos venido denunciando públicamente que nuestra zona (La Cumbre, El Remanso, Neptunia, Pinamar, Marindia) no es la única afectada por el hostigamiento policial, los desalojos y los procesamientos penales que vulneran el derecho a la vivienda. En Bella Unión decenas de familias se están enfrentando a situaciones similares. Debido a la necesidad de un espacio para habitar, estas familias trabajadoras decidieron tomar posesión de terrenos abandonados por AFE años atrás. Sin importarle la necesidad de los vecinos, (al igual que en la costa) el alcalde, el ex frenteamplista y actual nacionalista Jorge Nereitter y el señor Roberto Viola se ocuparon personalmente de presentar denuncias penales con el claro fin de desalojar y procesar a los vecinos que con sus propias manos y la solidaridad de sus pares construyeron sus casas, su barrio. La intendencia frenteamplista de Anaí Riera también los ha instado a desalojar y les ha prometido soluciones, empero hasta el momento lo único real es la necesidad de vivienda y el hecho irrefutable de que en las últimas semanas algunos vecinos recibieron diversas amenazas por parte del cuerpo policial.

Pero los vecinos de Bella Unión están organizados en cooperativa y cuentan con el apoyo de UTAA, FUCVAM y el de la Coordinadora de Vecinas Contra los Desalojos. Allí estuvimos para brindar nuestra solidaridad. Pues desde las orillas del Rio de la Plata hasta el Río Cuareim se escucha el grito de TIERRA PAL QUE LA TRABAJA! TIERRA PARA QUIEN LA HABITA!

Por el desprocesamiento de los vecinos!

Paremos los desalojos!

Por la anulación de la ley de usurpación!

Por tierra y libertad!

Coordinadora de Vecinxs Contra los Desalojos

coordinadoracontradesalojos@gmail.com
contradesalojos_Uruguay.jpg