ANTE EL INJUSTO DESPIDO DE UNA TRABAJADORA DE “LA JUVENTUD”
 
El Colectivo de Lucha por la Tierra denuncia públicamente la situación de persecución antisindical que se vive en la imprenta Cidesol SA, editora del diario “La Juventud”, rechazándose enérgicamente el reciente despido completamente arbitrario de la obrera gráfica Loreley Corbo, Delegada del Sindicato de Artes Gráficas en dicho taller y colaboradora de este colectivo en la tarea de difundir los motivos por los que la lucha por Tierra Para Quien la Trabaja es de importancia decisiva para el conjunto de la clase trabajadora y los demás sectores sociales oprimidos por el latifundismo y las multinacionales del saqueo y la depredación.
 
El pretexto de la empresa Cidesol SA para llegar a tal extremo es un incidente ocurrido entre la Compañera despedida y un funcionario “de confianza” de la imprenta, que se prestó para provocar la situación intentando agredirla físicamente tras una serie de desplantes ofensivos inadmisibles proviniendo de otro trabajador, que, por otra parte, sigue en funciones.
 
La manera en que han venido ocurriendo los hechos no permiten concluir otra cosa que Loreley Corbo ha sido despedida, en realidad, por no haber dejado pasar condiciones laborales cuestionables en cualquier lugar de trabajo, y, de fondo, por haber sido durante años un puntal importante en el logro en Cidesol SA de un Comité de Base del SAG capaz de impugnar y hacer corregir al menos parcialmente serias irregularidades en el relacionamiento entre el personal gráfico y los responsables de la empresa.
 
Siendo el Colectivo de Lucha por la Tierra una de las organizaciones sociales que frecuentemente encargan a Cidesol SA la realización de trabajos de imprenta, y sin perjuicio de lo antedicho, creemos que corresponde exhortar a quienes dispusieron el injusto despido a que reconsideren lo actuado y a que se acepte con humildad que estamos ante una extralimitación empresarial desde todo punto de vista inaceptable.
 
COLECTIVO DE LUCHA POR LA TIERRA / ¡Tierra para quien la trabaja! ¡Tierra para vivir!
Montevideo, 28 de marzo de 2015.-