Qué se vaya o que saquen a Huidobro, a terminar con la impunidad


Una vez más altos dignatarios del gobierno defienden la impunidad para los criminales de lesa humanidad y atacan a las organizaciones que trabajan por los DD.HH. En el actual incidente no ha sido Mujica el principal protagonista, como es de costumbre, sino que el rol le correspondió al Ministro de Defensa Fernández Huidobro representante de las FF.AA. en el gobierno votado por las víctimas de los crímenes aún impunes llevados adelante por esta asociación ilícita para delinquir. El sonado y repugnante ataque al SERPAJ llevado a cabo por el Ministro Huidobro, conocido partidario de la tesis de larga data que dice “si el enemigo es más fuerte que tú, únete a él” desnuda el verdadero carácter de la política sobre DD.HH. del “mujiquismo”, incluyendo en este sector al moribundo CAP_L de Huidobro que obtuvo apenas 8000 votos en las recientes elecciones.

Esta política fué marcada con claridad por Mujica apenas asumió la presidencia: prometió liberar a “los viejitos” (es decir a los criminales de lesa humanidad, desaparecedores, torturadores, violadores, ladrones de bebés y saqueadores que asolaron el país desde 1971 hasta 1985, en la versión mujiquista atentatoria contra todos los principios internacionales y nacionales acerca de los criminales de lesa humanidad) y se ha mantenido durante todo este período con su punto más alto en el llamado de Mujica a echar a la Jueza Mariana Mota cuando tenía más de 50 casos listos para condena, hasta llegar a los últimos sucesos que son un encadenamiento de hechos recientes tendientes todos a liberar a los “viejitos” antes de que Mujica termine su mandato.

El caso actual es conocido. Las reacciones también y ellas continúan. Nos adscribimos a todas y cada una de las manifestaciones de repudio, rechazo y condena provenientes de variadas organizaciones de los DD.HH., sociales, sindicales y también políticas. Así como apoyamos al movimiento espontáneo, desde las bases, que exige que Huidobro se vaya. Respaldamos y somos parte activa de tal estallido de las protestas contra el atropello del Ministro Huidobro, y consideramos como la única salida a esta crisis actual el que se vaya o lo saquen. Este sí que debe de convertirse en un “punto final” a las agresiones de larga data del Ministro a familiares y organizaciones de los DD.HH. No vá más! se acabó!

Naturalmente que si esto se logra el sustituto de Huidobro también va a ser partidario de la misma “estrategia”, nadie se puede hacer ilusiones. Sin embargo tiene gran valor simbólico y opera como advertencia el que se logre sacar a un elemento provocador y divisionista del pueblo. Sus agresiones a nombre de la defensa de los asesinos ha apestado el clima político y, lo principal, frenado todos los intentos de juzgar a los criminales. Quizás, si lo sacan o se va, pongan a algún otro ministro que no sea tan provocador aunque la estrategia del FA (no de todo porque hay contradicciones internas cuando los objetivos se exponen de la cruda manera como lo ha hecho Huidobro y también Mujica) no cambie. Más nadie podrá ignorar que el sacar a Huidobro revestirá un simbolismo muy importante y alentador también.

La reacción popular ha pisado firme y ya no acepta más insultos, no acepta que se denigre a los familiares, que se pretenda ensuciar a las organizaciones de los DD.HH. que han trabajado durante decenios por el esclarecimiento de la verdad y por justicia. Como SERPAJ por ejemplo, que ha mostrado un muy alto coraje cívico y convicciones firmes, aún bajo la dictadura, y que ha llevado adelante una ejemplar labor de denuncia y solidaridad para con los presos políticos, entre otros Huidobro y Mujica que de esta forma expresan su “agradecimiento”.

En el fondo de todo esto está el que ha ido creciendo la conciencia popular sobre que no podrá haber ningún futuro cierto si no se saldan las cuentas históricas con los criminales de lesa humanidad. Lo que muestra claramente que no se acepta la impunidad y que se va dejando de lado la “línea” de Mujica de que “este problema” (es decir los DD.HH.) se resolverá “cuando todos los participantes estemos muertos” concepto este que contradice lo que es la realidad en todo el mundo y el incremento de los juicios a los criminlaes de lesa humanidad tanto en América Latina como en Europa.
Esta reacción ante los ataques de Huidobro UN REPRESENTANTE Y MIEMBRO DEL GOBIERNO Y DEL ESTADO, Estado que es el acusado, contra quienes mantienen en alto las banderas de Verdad y Justicia demuestra que ha madurado la comprensión de que no será con “la ayuda” del Estado y sus gobiernos que se lograran clarificar los peores crímenes jamás vistos en Uruguay, sino que ello se hará posible a través de la movilización y la organización popular, tal cual el fantástico ejemplo del pueblo mexicano exigiendo justicia por los normalistas desaparecidos lo demuestra a cabalidad. Sin importar la edad, sin tomar en consideración si se fué “participante” o no, la gente entiende que sin llegar a fondo y conocer toda la verdad y juzgar a los culpables NUNCA HABRÁ PAZ y siempre se estará sometido a los designos de bandas criminales que trabajan como sicarios para grandes intereses internacionales y también para su enriquecimiento personal. El secuestro, la tortura, la violación y la desaparición son sencillamente un negocio para ellos, una manera de “ganarse la vida”. Mientras esté presente la amenaza armada de los asesinos, encima pagados con los dineros del propio pueblo vía los recursos del Estado, nunca se podrá vivir en paz y en plena democracia.

Por lo tanto lo que le corresponde a toda la gente conciente, a todos los demócratas, es de una vez por todas, repetimos, como en México, ponerse de pie y obligar al Estado que sigue siendo el empleador de los criminales, a dar a conocer toda la verdad. A abrir todos los archivos QUE ESTÁN , tal cual lo ha reclamado la Jueza Mota y otros valerosos juezas y jueces (algunos de los cuales han sido represaliados por la SCJ cobijadora de criminales de lesa humanidad) y también lo dan a conocer las organizaciones de los DD.HH. como SERPAJ por ejemplo, para así llevar adelante juicios que logren condenar hasta el último criminal y a todos los cómplices, que como en el caso de Argentina se extienden a médicos torturadores, periodistas lacayos, sacerdotes envueltos en los crímenes y patrones que promovieron el genocidio con fines de lucro.

Destacando que han habido militantes y sectores del partido de gobierno que han alzado su voz defendiendo al SERPAJ y condenando al Ministro Huidobro, consideramos que ha llegado la hora para que de manera consecuente tambien hagan parte del reclamo de ir a fondo al respecto de la violación de los DD.HH. Mal pueden considerarse representantes de la democracia cuando se están sentados en sus bancas mientras impera la impunidad.
Como hemos visto, este no es un problema con un ministro, se trata de la postura de todo el gobierno y del partido de gobierno y es ésta la que debe de terminarse. Si se saca a Huidobro será un paso para terminar con un provocador que ha patoteado a los familiares y a las organizaciones de los DD.HH., pero ello no resuelve el problema de la impunidad de los criminales. Si se hace un cambio solamente cosmético, el cáncer que carcome a la sociedad uruguaya seguirá como siempre y se continuará viviendo en una seudo democracia que sobrevive bajo el chantaje y la amenaza.

Ha llegado la hora de decir basta! Solidaridad incondicional con el SERPAJ y los familiares! Que saquen o se vaya Huidobro simbolo de la impunidad!

Jorge Zabalza por el Blog Zurdatupa

Alberto Cabrera por el Blog El Muerto

Alberto Vidal por el Blog Noticias Uruguayas

Hugo Bruschi por el Blog la Vidriera Irrespetuosa

Rocardo Ferre por los Blogs Ricardo Ferre y Federacion de Bases

 

lineamauve

 

ORGANIZACIONES SOCIALES CONTINUARON CRITICANDO AL MINISTRO DE DEFENSA

FA plantea a Vázquez queja por los dichos de Huidobro

En medio de la transición de un gobierno a otro del Frente Amplio, el presidente electo, Tabaré Vázquez, ya tiene el primer lío con un integrante de su futuro gabinete. El alcance de los dichos del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro —confirmado por el presidente electo para continuar en el cargo—, sobre la tortura como método para obtener información sobre los desaparecidos en dictadura, será planteado formalmente por la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, tanto a Vázquez como al presidente José Mujica.

DANIEL ISLEGASmié dic 24 2014

Lejos de aplacar los ánimos exaltados por el enfrentamiento entre el ministro y las organizaciones defensoras de los derechos humanos, como el Servicio Paz y Justicia (Serpaj), el transcurso de las horas contribuyó a sacudir más las aguas. Varias organizaciones se pronunciaron con fuertes críticas al ministro. A comienzos de semana, Fernández Huidobro sugirió la posibilidad de aplicar torturas para obtener información de los desaparecidos durante la dictadura, en respuesta a afirmaciones de Serpaj que había atacado al Gobierno por entender que no se están aportando datos y que además se está dificultando la investigación sobre ese tema.

Ayer, el vicepresidente del Frente Amplio, Juan Castillo, anunció a El País que en el secretariado de la coalición de izquierda se encomendó a Xavier pedir una entrevista a Vázquez para hablar del tema. Mientras tanto, de otros grupos de izquierda se adelantó que Xavier también se reunirá con el presidente Mujica por lo mismo.

El caballo de Artigas.

Fernández Huidobro recibió las críticas de adentro de la interna del Frente Amplio con “mucho dolor”, dijo ayer. “Mis dichos tuvieron más trascendencia de la que yo esperaba”, dijo, pero aseguró que “reafirma” sus expresiones, según declaró a varios medios.

Cuando hizo sus comentarios de respuesta a Serpaj, el ministro dijo que es una ONG “financiada por las peores fundaciones imperiales”, para agregar que “si Serpaj me autoriza a torturar, yo capaz que le consigo información”.

Fernández Huidobro intentó suavizar sus dichos declarando que se tomaron “al pie de la letra”, y que fue “como tener que aclarar que el caballo que está en la plaza Independencia es de mentira, que no es de verdad”.

“Si ya tenemos que aclarar lo obvio, que ese caballo es una alegoría, es una obra de arte, que no anda, ni mea ni caga, nada. Es un caballo de bronce”, agregó el ministro.

El Pit-Cnt emitió ayer un comunicado en el que señala su “rechazo total y absoluto” a los dichos de Fernández Huidobro por “ser contrarios a la lucha de las organizaciones populares por la verdad, la justicia y la memoria histórica”.

Por su parte la Institución de Derechos Humanos declaró en un comunicado que el tratamiento de asuntos de esa relevancia “exige” de las autoridades públicas una “actitud de respeto hacia la sensibilidad de víctimas, familiares y de amplios sectores de nuestra sociedad”.

También ayer, la oficina local de la organización Amnistía Internacional reprobó las expresiones de Fernández Huidobro en general, y en particular sus comentarios sobre las actividades del Serpaj. Amnistía Internacional dijo que con sus expresiones, el ministro “pone en discusión la seriedad y credibilidad del Serpaj”.

“Despegado de los valores del Frente”

El vicepresidente del Frente Amplio, Juan Castillo, cuestionó las declaraciones del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, diciendo a El País que “fueron inoportunas, fuera de contexto y despegadas de los valores éticos de nuestra fuerza política”. El secretariado ejecutivo del Frente Amplio resolvió ayer llevarle la inquietud por las declaraciones del ministro al presidente electo Tabaré Vázquez a través de la presidenta de la coalición de izquierda, Mónica Xavier.

Los dichos de Fernández Huidobro sobre la tortura “nos preocupan porque estamos hablando de un actual ministro e integrante de nuestro gobierno, y va a ser un futuro integrante del gobierno venidero y el gobierno tiene que responder a la fuerza política. Y la fuerza política tiene estos conceptos, estos valores y estos compromisos”, expuso Castillo.

Sin embargo, el secretariado del Frente Amplio no consideró pedirle a Vázquez que lo releve del cargo para el cual lo ha confirmado, dijo Castillo.

La reunión de Xavier con Vázquez se producirá en los próximos días, luego del feriado de Navidad, en las oficinas del presidente electo en el hotel Four Points.

Militares retirados entienden su enfoque

No todas fueron críticas para el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, por sus ironías sobre Serpaj y los métodos para obtener información bajo tortura.

“Lo que el ministro hace es aceptar lo que con gran hipocresía e intereses de otra índole no se acepta. Él sabe muy bien que los grandes violadores de los derechos humanos inicialmente fueron ellos. Lo que él acepta es que las reglas de la guerra fueron impuestas por el modo de combatir que ellos eligieron”, dijo ayer el miembro del Foro Libertad y Concordia, José Carlos Araújo.

“Cuando él habla de los procedimientos interrogatorios, lo asume con la responsabilidad y valentía de decir ‘nosotros sabíamos el tipo de guerra que llevábamos adelante’. Eso es lo que el ministro quiere entrar a explicarles a quienes ni siquiera nunca tuvieron la desgracia de vivir de cerca la violencia como la vivimos quienes desataron la guerra y quienes tuvimos que combatir contra esa guerra”, sostuvo el militar retirado a Montevideo Portal.

En línea con este razonamiento, Araújo sostuvo que para terminar con el enfrentamiento de ambas partes “debería haber una amnistía con intercambio de prisioneros, tal como pasó entre Cuba y Estados Unidos”. “El ministro lo que hace es comprender la situación y sigue siendo un combatiente en contra del imperialismo, muchos otros no se dan cuenta que le están haciendo el juego al imperialismo”, siguió.

Marcha.

A su vez, en una nueva reacción contraria a las expresiones del ministro, el lunes 22 a última hora se anunció que integrantes de la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) y la Federación Nacional de Profesores (Fenapes) harán en las próximas horas una marcha hacia la sede del Ministerio de Defensa Nacional, en la avenida 8 de Octubre casi Garibaldi, para manifestar su repudio a los dichos de Fernández Huidobro.

ADES Montevideo emitió un comunicado en donde tras una larga argumentación y repaso de los hechos, resuelve “repudiar la actitud del Ministerio de Defensa en la persona de su ministro E. Fernández Huidobro por amparar, proteger y apoyar a los violadores de derechos humanos”.

En un segundo punto, el comunicado del sindicato de docentes de Secundaria de Montevideo anunció su propósito de “elevar una carta a Tabaré Vázquez para que revea la designación del ministro de Defensa por su complicidad y apoyo explícito a los terroristas de Estado”.

El comunicado fue subido a la página web del sindicato de los docentes.

 

lineamauve

 

TORTURAS

Amnistía Internacional preocupada por dichos de Fernández Huidobro sobre torturas y el ministro considera innecesario aclararlos

 

Amnistía Internacional expresó su “profunda preocupación” por las expresiones del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, en ocasión de la presentación del informe del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) y la visión sobre los “avances y retrocesos” en la búsqueda de la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de los crímenes cometidos en la última dictadura cívico-militar. Por su parte el secretario de Estado dijo que explicar sus dichos sería como aclarar que el caballo que está en la Plaza Independencia “es de mentira, que no mea ni caga”.

Días pasados el secretario de Estado dijo a la prensa que no quiere que ningún militar procesado con prisión por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura cívico-militar (1973-1985) muera en la cárcel.

Por otro lado, fue consultado por la prensa por las críticas que realizó SERPAJ, referidas a que él “tiene información sobre detenidos desaparecidos”.

“Es falso lo que dice esa ONG, financiada por las peores fundaciones imperiales. Falso, no tengo información. Si SERPAJ me autoriza a torturar por un mes yo capaz que le consigo información”, ironizó el secretario de Estado.

Tales afirmaciones generaron el inmediato rechazo de diferentes sectores del Frente Amplio como el Partido Socialista, la Vertiente Artiguista y Magnolia de la senadora Constanza Moreira.

Asimismo, este martes se conoció un comunicado de Amnistía Internacional Uruguay a través del cual expresa su “profunda preocupación ante las expresiones realizadas por Fernández Huidobro en ocasión de la presentación del último informe del SERPAJ y la visión del mismo sobre los avances y retrocesos en la búsqueda de la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de los crímenes cometidos en la última dictadura cívico-militar en Uruguay”.

Amnistía indica que el secretario de Estado con sus expresiones “pone en discusión la seriedad y credibilidad del SERPAJ, sus integrantes y la de toda la sociedad civil uruguaya en tanto contralor del cumplimiento de las obligaciones contraídas por el Estado en la protección y defensa de los derechos humanos”.

“Uruguay, que promueve la convivencia democrática y el pleno respeto a los derechos humanos, no puede sumarse a la terrible práctica de denigrar, perseguir y amenazar a los defensores de derechos humanos, práctica que está cada vez más presente en diferentes países de la región”, expresa.

En el mismo sentido, Amnistía resalta que “SERPAJ es una organización de la sociedad civil referente en la defensa de los derechos humanos en Uruguay, la región y el mundo”.

Por ello insta a las autoridades del gobierno a “garantizar que todos sus representantes respeten la libertad de expresión, de acción de la sociedad civil en el cumplimiento de su trabajo y todos los derechos humanos”.

Expresa que el respeto al trabajo de las organizaciones de la sociedad civil “contribuye al respeto y fortalecimiento de la democracia”.

El caballo de la Plaza Independencia “que no mea ni caga”

Por su parte, el ministro Fernández Huidobro dijo que explicar sus dichos sería como aclarar que el caballo del prócer José Artigas, que está en la Plaza Independencia “es de mentira, que no es de verdad”.

“Si ya tenemos que aclarar lo obvio, que ese caballo es una alegoría, es una obra de arte, que no anda, ni mea ni caga, nada. Es un caballo de bronce”, remarcó.

También volvió a cuestionar al Serpaj por expresar que él tiene información sobre los desaparecidos, proporcionada por los militares, y que se la guarda para no comprometerlos ante la Justicia.

“Fui clarito. SERPAJ está mintiendo y nadie se expresó acerca de la veracidad o la mentira de lo dicho por SERPAJ, que es un ataque al gobierno, porque es la política de todo el gobierno en derechos humanos”, cuestionó.

Agregó que la organización discrepa en que sea el gobierno el que realice la búsqueda de detenidos desaparecidos,  “porque quieren tener el mango del asunto y los sueldos tal vez también”.

 

lineamauve

 

Lo mejor es irse

<image005.jpg>En los tiempos más duros del terrorismo de Estado, Serpaj fue parte de la resistencia del pueblo uruguayo, una destacada militante en defensa de quienes éramos prisioneros políticos en ese momento, demandando una amnistía general e irrestricta que posibilitara nuestra inmediata liberación. Nuestra gratitud, como colectivo organizado y plural, fue, es y será una piedra fundamental en la cual se asienta el edificio de nuestro relacionamiento institucional, forjado, además, en una década larga de lucha común y fraternal contra la maldita impunidad.

Rechazamos la actitud agresiva y despreciativa por parte de funcionarios gubernamentales ante opiniones recientemente formuladas por Serpaj en el marco de un sistema democrático en el cual las organizaciones de la sociedad civil nos hemos ganado el derecho a opinar libremente. Además de la ausencia argumentos sólidos para desmentir lo afirmado por Serpaj, sorprende  el tono y la maledicencia con la actitud y la complacencia dulzona ante reiteradas opiniones de organizaciones que nuclean y representan a los perpetradores de graves hechos delictivos.

El Ministerio de Defensa no ha contribuido en los últimos años a la investigación, el esclarecimiento y la sanción de los graves episodios represivos ocurridos durante el terrorismo estatal. Incluso ha obstaculizado, de manera contumaz y alevosa, la búsqueda de la verdad y de la justicia. El episodio en el cual se impidió el ingreso a la Dra. Mariana Mota a un conocido centro clandestino de detención y tortura es un ejemplo contundente de lo que afirmamos.

A casi 30 años del retorno a la institucionalidad democrática es inconcebible que continúen vigentes normas legales que otorgan beneficios extraordinarios, que no tienen los ciudadanos comunes, a los criminales de guerra. Es inaudito que los tribunales militares manejen códigos, criterios y valores anacrónicos que ofenden los principios más elementales de la democracia. Se llega al absurdo de que el Estado uruguayo pague jubilaciones militares a quienes se han fugado del país y son prófugos de la justicia por ser responsables de desapariciones, asesinatos y torturas. Es una barbaridad que en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas se siga dispensando un tratamiento VIP a criminales confesos y con sentencia firme en tanto se destrata y desprecia a los militares que en su momento se enfrentaron y opusieron al malón fascista.

La dictadura cívico militar fue una gran tragedia nacional cuyo legado, secuelas y efectos de todo tipo perduran hasta el día de hoy, impidiendo y obstaculizando el progreso y desarrollo del país. La democracia solo será sólida y perdurable si se asienta sobre la Verdad, la Justicia, sobre la implementación de la Resolución 60/147 de las Naciones Unidas hasta sus últimas consecuencias para que los hechos no vuelvan a repetirse. La investigación, el esclarecimiento y la sanción, penal y administrativa de todos los involucrados, autores intelectuales y materiales,  de las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se cometieron: desapariciones, asesinatos, crímenes, tortura sistemática, masiva y generalizada, incluyendo abusos sexuales a miles de uruguayos.

Las 22 recomendaciones formuladas por el Relator Especial de las Naciones Unidas para la promoción de la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de no repetición, Pablo de Greiff, luego de su visita a Uruguay, son las medidas básicas e indispensables a transitar a corto, mediano y largo plazo para seguir profundizando la transición democrática iniciada en 1985. Involucran a todo el Estado, a los tres poderes del sistema republicano y es lo que reclamamos como colectivo organizado.

 

Opinando