Militar defiende postura de Fernández Huidobro

No hay mejor defensa

“El ministro es sincero y mantiene sus principios antiimperialistas”, afirmó a Montevideo Portal el integrante del Foro Libertad y Concordia José Carlos Araújo, quien llamó “revolucionarios de pacotilla” a quienes lo critican.

El integrante del Foro Libertad y Concordia José Carlos Araújo dijo a Montevideo Portal que el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro es “sincero” en sus opiniones y quienes lo critican “no aceptan que aquí hubo una guerra”.

Para Araújo, quien realizó declaraciones a título personal, el entredicho entre Fernández Huidobro y diferentes organizaciones parte del “equivoco construido” de negar que existió una guerra y recordó el encuentro de la Organización Latinoamericana de Solidaridad en Cuba, a mediados del sesenta, como declaración de esa guerra.

“Aquí hubo una organización armada que combatió que fue derrotada por el sistema democrático que ordenó su eliminación por las Fuerzas Armadas, después que la policía fue sobrepasada y que fue a su vez juzgada como combatiente por la justicia militar, instituida por los poderes democráticos”, señaló.

“Lo que el ministro hace es aceptar lo que con gran hipocresía e intereses de otra índole no se acepta. Él sabe muy bien que los grandes violadores de los DDHH inicialmente fueron ellos. Lo que él acepta es que las reglas de la guerra fueron impuestas por el modo de combatir que ellos eligieron”, agregó.

“Cuando él habla de los procedimientos interrogatorios, lo asume con la responsabilidad y valentía de decir ‘nosotros sabíamos al tipo de guerra que llevábamos adelante’. Eso es lo que el ministro quiere entrar a explicarles a quienes ni siquiera nunca tuvieron la desgracia de vivir de cerca la violencia como la vivimos quienes desataron la guerra y quienes tuvimos que combatir contra esa guerra. Parece que acá los soldados hubiéramos gozado de estar en guerra, cuando nosotros somos los primeros mártires de la guerra desatada por una revolución equivocada que nunca debió existir, que hoy está aceptando el capitalismo de brazos abiertos, como lo está haciendo el gobierno cubano”, afirmó Araújo.

Para el militar, debería haber una amnistía con intercambio de prisioneros, tal como pasó entre Cuba y Estados Unidos: “¿Cómo se realiza el fin de la guerra? Concretado el intercambio de prisioneros. Lo único real que hubo para decir que terminó la Guerra Fría es que hubo intercambio de prisioneros entre Cuba y EEUU. Eso es lo que señala realmente que hubo cese de hostilidades. No los vamos a volver a atacar. Eso es lo que debe pasar acá y en eso es lo que está el ministro de Defensa, para mí”.

Araújo llamó “revolucionarios de pacotilla” a quienes critican al ministro y señaló que Fernández Huidobro es sincero y mantiene sus principios antiimperialistas. “El ministro lo que hace es comprender la situación y sigue siendo un combatiente en contra del imperialismo, muchos otros no se dan cuenta que le están haciendo el juego al imperialismo. Un hombre que participó como Mujica y Rosencof en decisiones como las de matar a un inocente como Pascasio Baez, cercano ya a la muerte, el hombre tiene la sensibilidad de sincerarse, porque Dios le susurra al oído. Él las vivió, él sabe de qué está hablando, no como todos estos revolucionarios de pacotilla. Él fue un combatiente. Acá no hay un síndrome de Estocolmo, hay el reconocimiento de haber sido combatientes”.

“Yo reconozco el dolor de quienes tuvieron que padecer la guerra, familiares, etc., pero eso no obsta que hay mucha gente que no sufrió y hoy está a la cabeza de impulsar estas políticas de derechos humanos, que surgen del imperialismo para controlar a nuestras naciones. El ministro como viejo combatiente, juzgado por la justicia militar que le salvó la vida, lo aceptó completamente. El quid del asunto que hubo una guerra y que los actuales militares nunca debieron ser juzgados por la justicia civil, porque la justicia de los DDHH está armada para la paz y no puede juzgar en el contexto de una guerra, donde está aceptado matar”, agregó.

Consultado sobre las condiciones de reclusión de los rehenes, Araújo señaló que existe evidencia empírica de intentos de reorganización y que era necesario aislarlos: “En todo campo de prisioneros de guerra se los trata como tales; después se constató empíricamente, por eso surgió después el seispuntismo. Hoy tenemos a ese ex combatiente por un cambio revolucionario que buscaba la caída de la democracia como un dirigente democrático. En tan malas condiciones no estaba, porque en términos comparativos fueron rehabilitados”.

Montevideo Portal