Sigue el cruce

Felipe Michelini dijo que Fernández Huidobro debería “hablar menos y actuar más”; el ministro pidió “bajar la pelota”

“Vamos a tratar de bajar un poco la pelota al piso”, declaró ayer el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, a la salida de la reunión del gabinete. Es que en estas horas el jerarca ha sido blanco de críticas porque dijo irónicamente que si lo “autorizan a torturar” capaz que consigue información sobre los desaparecidos durante la dictadura, en respuesta a la acusación de no colaborar con la Justicia en las investigaciones sobre abusos y violaciones de los derechos humanos, hecha por la directora del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), Madelón Aguerre. Además, dijo que esa organización es “financiada por las peores fundaciones imperiales”.

El diputado Felipe Michelini (Nuevo Espacio) pidió no “banalizar” el tema de la defensa de los derechos humanos y opinó que el ministro debería “hablar menos y actuar más”. “En lugar de polemizar con las organizaciones, debería poner la mirada en lo sustantivo, colaborando con lo que haya que colaborar y reglamentando lo que haya que reglamentar. Hay un mandato político, ético y jurídico para cortar con la cultura de la impunidad. El ministro tiene que cumplir con el programa del Frente Amplio [FA]; si no está dispuesto a hacerlo debería dar un paso al costado”, reflexionó Michelini.

Además, el ministro recibió un pedido de renuncia desde el Partido Colorado y otro desde su propio partido. La agrupación Magnolia del FA -que apoyó la candidatura de Constanza Moreira al Senado en las elecciones de octubre- solicitó “que el gobierno nacional, tanto el que está en funciones como el que resultó electo, muestre con claridad el rumbo y las referencias éticas y políticas que exige la temática de los derechos humanos; asunto harto sensible para el conjunto de la sociedad uruguaya”. En el mismo sentido, aseguraron que sienten una “gran indignación” ante las declaraciones “altisonantes y disparatadas” de Fernández Huidobro, que según ellos son “inaceptables” y las rechazan “por completo”. Además, aseguran que las palabras del ministro “en nada contribuyen a la solución del tema de fondo y por tanto no deben ser admitidas, razón por la cual creemos que el ministro debe renunciar al cargo de forma inmediata”. Por otro lado, el Partido Colorado (PC) aclaró que “repudian” sus declaraciones porque “sacan gravedad a lo terrible de la violación de derechos humanos” y piden al presidente electo Tabaré Vázquez “revisar la designación del referido ciudadano como ministro de Defensa, en el entendido de que luego de las declaraciones aludidas carece de respaldo parlamentario suficiente”.

La Vertiente Artiguista, también del FA, solicitó que Fernández Huidobro rectifique sus declaraciones; consideran “totalmente desafortunada la referencia irónica a la tortura como método de obtener información, en tanto resulta inadmisible la banalización de una práctica tan aberrante por parte de las figuras públicas”.

El Partido Socialista (PS) fue el primero en calificar los dichos del ministro como “inaceptables”, y ayer él mismo les contestó en un comunicado que la acusación hecha por Aguerre es “un insulto” para la “gente de izquierda, por más moderada que sea”, y preguntó si el PS está de acuerdo con ella. Huidobro aclaró que desde el gobierno “no le ceden la derecha a nadie”. “Todo eso fue perpetrado al barrer, por esa Señora [Aguerre] que, según parece, es para la Dirección actual del PS ‘palabra santa’, desde que sus insultos no merecieron por parte de la citada Dirección ni el más mínimo reproche. ¿Está el Partido Socialista de acuerdo con lo que esta Señora dijo? Sería muy bueno que la ciudadanía lo supiera”, respondió el ministro.

La directora del Serpaj reiteró ayer que Fernández Huidobro “no colaboró con la Justicia” y que “cada vez que el Poder Judicial le solicita un informe, el Ministerio de Defensa responde ‘no tengo conocimiento’”, dijo Aguerre en declaraciones recogidas por CX36Radio Centenario. A su vez, señaló que “cada vez que le preguntan quién estaba al frente de un lugar en tal período, la respuesta es ‘no sabemos’”. Aguerre entiende que este tipo de respuestas “habla del poco interés que tiene el ministro en investigar la verdad”. “Nosotros lo que decimos es que Fernández Huidobro no colaboró con la Justicia. Son cosas elementales, de sentido común”, agregó.

Serpaj emitió ayer un comunicado en el que “lamenta” las declaraciones del ministro porque considera “que las mismas desvían el eje de la discusión, no dando respuesta a las exigencias de Verdad y mucho menos de Justicia. Además, profundizan los interrogantes y preocupaciones sobre el contenido y forma de la política pública sobre verdad y justicia del próximo gobierno”. Serpaj también le contestó a Fernández Huidobro sobre el origen de sus fondos y agradeció “a todas las instituciones de la cooperación internacional que han respaldado nuestra labor y nos han apoyado financieramente. La cooperación internacional llegó a nuestro país en los albores de la década de los 80, a través de colectivos y personas militantes. Atribuir a estas instituciones y personas cometidos ‘imperiales’ es desconocer que esos canales fueron los que permitieron que la solidaridad internacional se materializara en la colaboración con las víctimas directas e indirectas del terrorismo de Estado”.

 

Fuente: LaDiaria