Miles de personas han salido a las calles de Bruselas para protestar contra las reformas previstas por el Gobierno belga. Se han registrado choques entre la Policía y manifestantes que lanzaban piedras