En los primeros años del reinado del rey Juan Carlos, España firmó acuerdos millonarios con el sanguinario régimen del dictador argentino Jorge Videla, según revela una investigación periodística.