Desde ayer lunes 8 de setiembre, cuando los clasificadores de residuos llegaron con la marcha de carros hasta la explanada municipal de Montevideo, un grupo de clasificadores, apoyados por delegados de los distintos cantones y barrios de la UCRUS, se encuentran encadenados en espera de respuestas a sus reclamos, entregados ayer a las autoridades municipales.

La Intendencia no quiso recibir a la Ucrus para instalar una mesa de negociación y planteo que en 15 día daría una respuesta por escrito a la carta recibida. A partir de mantener el día de hoy un contacto con la Mesa Ejecutiva del Pit-Cnt esta tomo el tema y se propone en 3 días mantener una reunión con Ana Olivera a efectos de negociar los reclamos que los clasificadores están planteando.

En este marco, si bien en función de estas gestiones que hoy se consiguieron, los compañeros/as que llevan adelante la medida suspendieron la huelga de hambre que habían resuelto realizar pero continúan con el encadenamiento.

Quienes quieran apoyar económicamente o con comestibles para mantener la medida se pueden comunicar con Patricia Gutierrez (secretaria del sindicato) por su cel: 093368151 o en la misma explanada de la Intendencia de Montevideo o llevando a Adeom comestibles.

Los clasificadores de residuo nos movilizamos

En defensa de nuestra fuente de trabajo
UCRUS – PIT-CNT