Ante la creciente cantidad de enfermedades, que muchos atribuyen al consumo de productos modificados genéticamente, miles de estadounidenses optan por las dietas sin gluten. La siguiente crónica nos muestra cómo lucha esta nueva tendencia, contra las grandes transnacionales que se empeñan en la producción de transgénicos, pese a las posibles consecuencias peligrosas.   Considerada como una de las principales tendencias alimenticias en la actualidad por la revista “TIME”, las “dietas sin gluten”, han revolucionado la multimillonaria industria estadounidense de los alimentos, al ofrecer comidas con bajos niveles de esta proteína que se encuentra en el trigo y otros granos.