Aníbal Terán Castromán

“Minería, ordenamiento territorial y autonomía Departamental”, fue el tema de un muy interesante taller desarrollado el pasado viernes 20 de diciembre en la ciudad de Treinta y Tres, organizado por la Comisión en Defensa de la Tierra, la Mesa de Productores de Ruta 7 y la Regional Este de la Comisión pro plebiscito Uruguay Libre de Megaminería a Cielo Abierto

 

Entre los presentes, no se contó con ningún representante del Ejecutivo Departamental y solo pudo verse en sala a tres integrantes del Legislativo, los Ediles Héctor Barrios (PN) Roberto Delgado (PC) y Aníbal Bentos (PN).
Tanto el Intendente Departamental como los 31 Ediles de la Junta Departamental recibieron por escrito su invitación, por lo que llama la atención su ausencia en esta importante oportunidad de despejar dudas respecto a un tema de tanta trascendencia

 

Los panelistas fueron el Arquitecto Pablo Ligrone, Doctor en Ordenamiento Territorial, Director de la Cátedra de la Facultad de Arquitectura de la UDELAR, redactor de la Ley 18.308 y asesor de varias Intendencias Departamentales en esta materia, y el Dr. Enrique Sayagués, ex docente de la Facultad de Derecho de la UDELAR, especializado en Derecho Civil y Comercial y en Filosofía del Derecho, autor de varios libros sobre estos temas

 

 EL ARQUITECTO FUE DEMOLEDOR

 

La exposición de Ligrone fue demoledora. Comenzó por leer y comentar varios pasajes de las Directrices Departamentales aprobadas en mayo de este año por la Junta Departamental de Treinta y Tres, en las que específicamente se legisla en materia minera regulando así en un tema que le sería ajeno si no tuviera competencia para ello.
Razonó por tanto que es insostenible declarar que los gobiernos Departamentales no están facultados para regular materia minera, cuando se acaba de hacer precisamente eso en las flamantes Directrices Departamentales

 

Después se refirió a la Ley 18.308 que no solo faculta, sino que obliga a los gobiernos Departamentales a legislar respecto a la administración de los recursos naturales del territorio de su jurisdicción.
En especial hizo énfasis en el artículo 83 que modifica lo anteriormente dispuesto en la 9.515, la histórica Ley Orgánica Municipal, y ahora faculta y mandata a los Gobiernos Departamentales en materia de Ordenamiento Territorial

 

También dio lectura y comentó el Artículo 47 de La Constitución de la República, que declara al Medio ambiente de interés general, y dispone que la Ley regule el cumplimiento de esa prioridad

 

Al referirse a quienes pretenden ridiculizar el proyecto de declarar área protegida todo el interior del Departamento de Treinta y Tres, porque ello significaría que “no se podría hacer nada al quedar prohibidas todas las actividades productivas ganaderas, agrícolas e industriales”, afirmó Ligrone que quienes eso afirman no están entendiendo el sentido de las medidas cautelares que provee la Ley, que obviamente deben ser ejercidas con sentido común.

 

Ejemplificó que para proteger un niño de la lluvia, basta usar una capa y un paraguas no siendo necesario tomar medidas extremas como mantenerlo encerrado bajo techo todo el tiempo, o vestirlo con un armadura.
El mismo criterio rige en este tema, en el que la Ley dispone de medidas cautelares de   protección específica, una de las que puede ser prohibir la mega minería metalífera a cielo abierto, lo que no significa prohibir otras actividades

 

En la conclusión de su interesante exposición, volvió a utilizar la figura de un niño al sintetizar su postura en este tema de la minería, que es la de no autorizar proyectos megamineros hasta tanto se tengan las certezas de que éstos pueden hacerse sin afectar gravemente el medio ambiente.
“Es como si alguien dijera: este niño ya camina, bueno, que salga solo a la calle, ya no necesita nada más. Sería absurdo, tanto como meternos a hacer megaminería en un país sin tener planes maduros que nos den garantías de que podemos hacerlo sin cosechar más daños que beneficios.”

 

 SAYAGUÉS Y LA LÓGICA MÁS PURA

 

El abogado sorprendió al auditorio al argumentar no solo con criterios técnicos, sino ejemplificando con situaciones entendibles más allá de los textos de derecho

 

“La seguridad púbica es un tema nacional, no departamental”

afirmó logrando el asentimiento de todos los presentes. “Sin embargo: ¿Qué pasa si el Ministro del Interior mañana anuncia su decisión de construir una Comisaria en una plaza pública de ésta ciudad? ¿Puede hacerlo? ¿Podría el gobierno departamental impedírselo?”, se preguntó. Obviamente con ello demostró que aunque la Policía es un organismo que no está bajo el control de los gobiernos departamentales, ello no le da derecho a decidir sobre el suelo del departamento de Treinta y Tres

 

 “Lo mismo pasa” agregó “con el organismo UTE, al que todos le reconocemos jurisdicción nacional. ¿Podría mañana UTE decidir la construcción de un edificio de 25 pisos en el lugar que elija de la ciudad de Treinta y Tres, o tendría que atenerse a lo que disponga el gobierno departamental?”
La respuesta obvia a esta pregunta llevó a todos a la conclusión lógica de que el simple hecho de que la Minería de Gran Porte es un tema Nacional, no significa que no podemos hacer nada al respecto desde los gobiernos departamentales

 

Sayagués fortaleció su exposición con ejemplos concretos de acciones dispuestas por las Intendencias de Rivera y Tacuarembó que recientemente prohibieron la extracción de arena y canto rodado de determinados cursos de agua de esa zona del país.
“A nadie se le ocurre decir que estos gobiernos departamentales se están extralimitando en sus facultades.
¿Por qué entonces alguien puede plantear que si se prohíbe la minería de gran porte se está invadiendo un terreno jurídico exclusivamente reservado al gobierno nacional?”

 

 GRAN IMPULSO A LA MOVILIZACIÓN LOCAL

 

Sin dudas esta instancia de análisis de las competencias de los gobiernos departamentales en la cuestión de la minería metalífera de gran porte, instrumentó a los integrantes de las organizaciones sociales movilizadas contra este tipo de proyectos, de potentes argumentos que les fortalecen para seguir luchando en defensa de los verdaderos intereses del país y del departamento

 

El fuerte aplauso con que se cerró esta jornada informativa, permitió a todos los presentes expresar su agradecimiento a los dos excelentes panelistas que generosamente dieron de su tiempo y sus conocimientos para que la comunidad de Treinta y Tres siga sumando elementos de juicio en este tema que es de los más trascendentes de la actual coyuntura histórica del país